PríncipeAzul

Si esperabas un príncipe azul y te has dado cuenta que era sólo un mito, quizá sea momento de despedirse y disfrutar del verdadero amor. A continuación, el cómo:

LifTip

Escribirle una carta en la que le reconoces, agradeces y si lo deseas, te despides de él.   Esto traerá a tu vida un efecto positivo, de aceptación, claridad, y apertura para seguir adelante y abrazar lo real. 

A continuación un ejemplo.                                                          


Querido Príncipe Azul,          

Durante años, casi toda mi vida, te esperé, anhelaba que llegaras, muchas veces creí haberte conocido, pero no es así, ahora sé que eres tan sólo una fantasía en la que decidí creer, con la que crecí y elegí conservar. 

Me dueles mucho, realmente aceptar que no existes ha sido un duro trabajo, mi negación ha sido persistente, y simplemente quedó la ira, la frustración y la tristeza de saber que no has llegado ni nunca llegarás, que ya ni siquiera en mis sueños puedo verte y que sólo queda de ti un doloroso recuerdo y daños… Años perdidos, ilusiones vacías, mentiras escuchadas para luego olvidarlas, así como la soledad de una gran adicción, mi enorme dependencia de tenerte a mi lado. 

Gracias porque me he visto obligada a crecer y dejarte ir para poder ser feliz.  Y quizá, encontrar a una persona que con mis imperfecciones pueda también compartir y apoyarme para ser una mejor persona.    

Hoy me despido de ti para darle paso a lo real, hoy te digo adiós.

Con amor…

Anuncios