Chiste Escuela

El pequeño Pedrito regresa de la escuela con una gran sonrisa dibujada en la cara.

-Bueno, cariño, pareces muy contento. ¿Verdad que te gusta la escuela?

-No mamá -responde el niño-. ¡No se debe confundir el ir con el volver!

Anuncios