Hombre soy

Nada, el miedo, el enojo, la tristeza, la angustia, nada en esta vida nos es ajeno.  Todos tenemos la capacidad de vivir todas las emociones, sólo que a veces preferimos reprimirlas por diversos motivos.

Nada, las obsesiones, la paranoia, la histeria, las adicciones, nada en esta vida nos es ajeno. Todos vivimos las diferentes neurosis, sólo que no logramos verlo porque preferimos eludirlo o porque es nuestro punto ciego.

Nada, el poder, la miseria, la vida, la enfermedad, la fortuna, la muerte, nada en esta vida nos es ajeno.  Todos en diferentes formas nos ubicamos en estas circunstancias, y todos, absolutamente todos, moriremos.

No importa edad, nivel socioeconómico, aspecto físico, procedencia, privilegios, nivel de estudios ni estado actual de salud, por mencionar algunos, todos somos seres humanos.   Y eso que tanto juzgas en el otro, no significa que tú no lo tengas, quizá simplemente necesites tomar distancia y observarte.