Buscar

Clau Mendoza

Creando un camino propio, con la propia esencia

Etiqueta

conciencia

¡Despierta! Wake up!

CarlJung

Regularmente es más sencillo mirar los errores y defectos de los demás, a eso le podemos decir mirar hacia afuera.  Pero mirar hacia adentro, no está tan fácil, implica aceptar nuestros defectos y errores.

¿Qué beneficio traería voltear el foco hacia mi?  ¿Como para qué necesito mirar mis errores? No se trata de castigarse, ni de reducir la autoestima, la finalidad radica en trabajar sobre nuestras carencias, tomar responsabilidad y mejorar lo que sea mejorable.   Esto te llevará a un crecimiento personal y profesional.

Una parte importante es ser conciente de cómo participo en cada situación para que ocurra de la manera en que se está presentando en mi vida.  Cierto es que no siempre podemos hacer algo al respecto, hay situaciones que salen de nuestras manos y que no pueden ser modificadas, en esos casos, como bien dice el tan admirable Viktor Frankl “Si no está en tus manos cambiar una situación, siempre podrás escoger la actitud con la que afrontas ese sufrimiento”.  Pero de esto, escribiré otro día.

Regresando al tema de hoy, es usual ver las situaciones desde una perspectiva en la que el otro me afecta a mi, por ejemplo, mi jefe me pide tareas que le corresponden a él, mi colaborador no participa como yo quisiera, mi hijo es un insolente, mi novio me es infiel.  Pero qué pasa cuando vemos el otro lado de la moneda, por ejemplo, no sé poner límites a mi jefe o a mis hijos, requiero aprender a ser líder de diferentes perfiles de colaboradores, necesito sanarme para relacionarme con parejas sanas.

Cuando nos damos cuenta de nuestras carencias, despertamos a una realidad que siempre puede mejorar si así lo deseamos.  Si mantenemos el foco mirando hacia afuera, permanecemos en un ensueño que puede convertirse en nuestra peor pesadilla, sin darnos cuenta que nosotros mismos la estamos creando.


Deseo que te haya sido de utilidad esta información.  Si te gustó o te fue útil por favor comparte este artículo, ayuda más de lo que puedes imaginar. Y recuerda, tus comentarios son siempre bienvenidos.

Para mayor información puedes contactarme en:
E-mail: contacto@renuevat.com.mx
Contacto: Coach Claudia Mendoza
www.renuevat.com.mx
facebook.com/renuevat.mx/
Twitter: @renuevat_mx
https://claumendozamx.wordpress.com/
google.com/+RenuevatMx

 

Anuncios

PepeGrillo

Es tan sigilosa y respetuosa que resulta fácil silenciarla.  Si de vez en cuando dejáramos de temer y le hiciéramos caso, quizá, habría un cambio en nuestras vidas.

Responsable

Culpar a los demás es la salida fácil, hacerse responsable de los propios errores requiere mucho más valor y fortaleza.  Es por esto que culpar al gobierno, jefes, pareja, padres, hijos, etc… es un comportamiento habitual.  Voltear el reflector hacia uno mismo y aceptar nuestros defectos así como nuestras virtudes puede sorprendernos e incluso doler, pero sólo con esa conciencia podemos avanzar y convertir nuestros ciclos viciosos en virtuosos.

Desobediencia

¡OJO! No se trata de desobedecer por flojera, o por el típico “las reglas se hicieron para romperse”…
El asunto es ser conciente de las consecuencias que trae consigo el no vivir de acuerdo a creencias creadas y estar dispuesto a enfrentar todas las implicaciones. El tener valor para decir no estoy de acuerdo, o ese no es mi camino, y vivir conforme a la propia verdad con cada una de las bendiciones que ésta traiga a tu vida.

Entrevista al Miedo…

Miedos

¿De dónde vienes?

Vengo de tu infancia, quizá un poco antes, el origen es tan antiguo que te has acostumbrado a mi.

¿Qué te nutre y qué te debilita?

Lo desconocido me alimenta, el dolor, la tristeza, lo imprevisto, el que te sientas incapaz, insuficiente. Te quito tu tranquilidad.

Me debilita tu fortaleza, tu experiencia, tu seguridad, tu rectitud y honestidad.

¿Qué quieres de mi?

Quiero de ti tu tranquilidad, eso me muestra tu debilidad.

¿Por qué estás aquí?

Estoy aquí para lastimarte, para aniquilarte y quitarte toda posibilidad de ser feliz. Me río de ti y lo disfruto. Te conozco demasiado bien y domino tus debilidades, te engaño continuamente y te sorprendo para intimidarte.  Mi sola presencia te incomoda, te inquieta. Soy el diablo hecho a tu medida.   Amenazo con quitarte lo que más amas, y muchas veces lo he hecho, aunque en realidad eres tú quien genera sus propias pérdidas por que yo ni siquiera existo, todo está en tu mente.


Prueba hacer tu propia entrevista, quizá las respuestas te sorprendan más de lo que esperas.

Si te gustó o te fue útil esta información, por favor comparte este artículo, eso ayuda más de lo que te imaginas. También puedes dejar aquí tus comentarios.

Si requieres mayor información y/o apoyo, puedes contactarme directamente en:
E-mail: contacto@renuevat.com.mx
facebook.com/renuevat.mx/
Twitter: @renuevat_mx
www.renuevat.com.mx
google.com/+RenuevatMx
Contacto: Claudia Mendoza (Coach de Vida y Empresarial)

Crisis Nerviosa

¿Qué es una crisis nerviosa? ¿Cómo superar o evitar las crisis nerviosas?

Crisis nerviosa_2

Una crisis nerviosa es un exceso de energía, una sacudida en mi interior que bloquea o bien a nivel de la palabra por carencia o incapacidad de comunicar mi punto de vista o al nivel de una actividad, cuando me es imposible realizar, lograr una acción. Entonces, el bloqueo se vuelve tan fuerte, que no puedo liberar la energía en armonía y hay explosión.

Es bueno durante estos momentos de tensión pararme y tomar conciencia de ello mientras hago grandes respiraciones y me relajo profundamente. Debo aceptar la situación y tomo el tiempo necesario para bajar la tensión mientras vuelvo a equilibrar mis emociones.

Referencia: “El gran diccionario de las dolencias y enfermedades”. Jacques Martel


LifeTip

Para tomar conciencia durante una crisis nerviosa (o después), puedes, internamente, hacerte las siguientes preguntas:
– ¿En qué momento comencé a sentirme en crisis?
– ¿Que ocurrió previamente?
– ¿Qué me dijeron?
– ¿Qué estaba/estoy pensando?
– ¿Con quién estaba/estoy?
– ¿Dónde estaba/estoy?
– ¿Cómo me siento emocionalmente, cuáles son mis sentimientos?
– ¿Qué ocurre con mi cuerpo?
– ¿Qué es lo que está en riesgo en esta situación?

Conforme respiras profundamente y te vuelves conciente de la situación, podrás relajarte con mayor facilidad debido a que esto ayuda a que tu mente se enfoque en la solución en lugar de quedarse en el problema.

Una vez que estés más relajad@ podrás entonces analizar cuáles son las posibles soluciones y acciones para resolver la situación que te llevó a la crisis.

Al revisar las preguntas anteriores, generas autoconocimiento, lo cual te permitirá, en el futuro, responder a situaciones parecidas de una forma más eficiente y satisfactoria, evitando que tengas otra crisis nerviosa.

Si tienes algún comentario o requieres mayor información y/o apoyo, puedes contactarme en:

Contacto: Claudia Mendoza (Coach de Vida y Empresarial)

Bendición

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: